31 de mayo de 2013

CRÓNICA DE LA GYMKHANA

Todo empieza el pasado sábado 18 de mayo. Cada uno de nosotros fue llegando al punto de encuentro acordado frente al Ministerio de Agricultura. En cuanto estuvimos todos emprendimos la marcha hasta el Parque de El Retiro. A las doce empezó la primera prueba que consistía en completar una sopa de letras sobre las aventuras de Ulises. Cabe reseñar que esta gymkhana estaba inspirada en la Odisea de Homero. Al principio comenzamos con buen pie: una a una fuimos resolviendo las preguntas de la sopa de letras hasta que nos quedamos atascados en la de los Cicones. Tardamos demasiado en encontrarla, lo que nos hizo perder mucho tiempo. A continuación, nos entregaron un mapa de El Retiro con los lugares de las pruebas: salíamos de Troya y acabaríamos en Ítaca. Fuimos corriendo hasta la siguiente actividad que consistía en desatar una cuerda mientras que los demás cantábamos. En efecto, esta prueba se basaba en el episodio de las Sirenas de la Odisea. La siguiente prueba estaba junto a una fuente en la que estaba representado Poseidón, y había que meter un palo en un bote con los ojos vendados imitando la estaca con la que Ulises ciega a Polifemo, el cíclope hijo de Poseidón. Después resolvimos unas preguntas y fallamos una. La prueba siguiente estaba situada en otra fuente con tritones, y sobre éstos trataban las preguntas; otra consistió en inflar globos, refiriéndose a la aventura en la que el dios Eolo regala a Ulises el odre con los vientos. Cerca del Palacio de Cristal tuvimos que hacer una representación bailando y responder a otras preguntas. Poco a poco se fue encapotando el cielo amenazante de lluvia. Después de la prueba del laberinto y cuando ya nos acercábamos a la última prueba que hicimos, empezó a llover a mares. Esta actividad consistía en adivinar quién era la diosa representada en la estatua. Luego tuvimos que buscar a alguna persona que quisiera hacer de cerdo para representar la aventura de la Odisea en la que Circe transforma a los compañeros de Ulises en estos animales. A las dos los monitores pararon la gymkhana y se procedió al recuento de puntos. No ganamos, pero nos llevamos el recuerdo de una bonita experiencia. Un bolígrafo y un diploma nos recordarán el buen día que pasamos. Recomiendo a cualquiera que se apunte el próximo año. Álvaro Iglesias 1º C Bachillerato

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada