20 de diciembre de 2012

PROMETEO Y FRANKENSTEIN

Prometeo es conocido como el benefactor de la humanidad. Desde su creación ha ayudado a los humanos y ha sufrido duramente por ello. 
Boris Karloff en la película"Frankentein"(1931)

Prometeo trayendo el fuego de Jan Cossiers (Museo del Prado)

 Cuando se repartieron las cualidades entre los animales, Epimeteo, el hermano de Prometeo, no calculó bien y cuando tocó el turno de los seres humanos no quedaba ninguna. Por eso los humanos quedaron desnudos, sin cobertura ni armas para defenderse. Para evitar que los hombres quedaran desprotegidos, Prometeo robó el fuego de la fragua de Hefesto y el fuego de la sabiduría de Atenea para regalárselo a los hombres. 
 El ser humano construyó altares en honor de los dioses y adquirió el conocimiento de la voz y de los nombres de las cosas, pero como no poseían el conocimiento de la política no eran capaces de vivir en sociedad sin enfrentarse unos a otros y morir. Cuando Zeus vio lo que estaba pasando, envió a Hermes para que dotara a los hombres con el sentido de la moral y la justicia, que había de repartirse entre todos los hombres por igual. De esta forma fueron capaces de vivir en sociedad gracias al arte de la política. 
 Por haber desafiado a Zeus, Prometeo fue castigado duramente en el monte Caúcaso. Allí estaba encadenado a una piedra y todos los días un águila le comía el hígado. Este castigo era eterno, ya que cada noche el hígado de Prometeo se regeneraba y cada mañana lo volvía a devorar. Prometeo fue liberado años más tarde por Hércules, en unos de sus doce trabajos.

Prometeo encadenado de Gregorio Martínez (Museo del Prado)
 Frankenstein, también conocido como “El moderno Prometeo” es una novela escrita por Mary Shelley en 1818. En ella, la autora explora temas como la moral científica, la creación y la destrucción de la vida y la audacia de la humanidad para desafiar a Dios. 
 La novela narra la historia de Víctor Frankestein, un estudiante de medicina que después de la muerte de su madre decide buscar la inmortalidad humana. Esta búsqueda le hace crear y dar vida a una monstruosa criatura. Esta adopta el nombre de su creador, y herido por su abandono decide vengarse asesinando a sus seres más queridos. De este modo castiga a su creador hasta que consigue matarle, tras lo cual, se quita la vida ya que no le queda nada por lo que vivir. 
 Víctor Frankenstein es una nueva versión de Prometeo, pero en vez de robar el fuego, lo que hace es conseguir el secreto de la vida. Buscó el origen de la existencia de la vida con el fin de compartir el secreto con el resto de la humanidad, aunque al final descubriera que lo que había creado era un monstruo que no debería repetirse. Las desdichas de su criatura le atosigarán y mermarán su felicidad de la misma forma que el águila a Prometeo. Por eso se puede decir que en el final de la novela guarda un paralelismo con el mito de Prometeo, desafiar a Dios queda severamente castigado, aunque hay una pequeña diferencia: el Doctor Frankenstein es castigado por su propia creación pero conseguirá escapar del dolor con su muerte; el castigo de Prometo es mucho más largo. Además, el legado de Prometeo es de sabiduría y felicidad para la especie humana mientras que el Doctor se niega a legar sus conocimiento para librar al mundo de un enemigo demoníaco.

 Celia Soto, 2ºB


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada